El COVID-19 ha cambiado la dinámica de la industria del transporte comercial prácticamente de la noche a la mañana. Ahora, lo que está transportando podría determinar el éxito de su negocio.

La demanda de algunos productos básicos casi se ha disipado, mientras que otros se han disparado. Continúe leyendo para conocer qué es lo que tiene una mayor demanda, y qué es lo que no la tiene durante estos tiempos pandemia.

Un camino difícil

La única certeza durante la pandemia del COVID-19 ha sido la incertidumbre. El pico del primer cierre en marzo fue un desastre total.

Sin embargo, la industria del transporte por carretera se recuperó rápidamente, y la demanda se disparó a nuevas alturas, ya que los camioneros mantuvieron el flujo de mercancía a través del país.

Poco después, en junio, el número de cargas que había que trasladar comenzó a caer en picada. La industria se encuentra en fluctuación, y la nueva normalidad es encontrar y transportar el tipo de mercancía correcto.

La venta al por menor se mantiene estable

Hasta ahora, las cargas para los productos de venta al por menor se han mantenido estables. Esto se debe principalmente a que las compras de los consumidores nunca se detuvieron, aunque los consumidores optaron por los pedidos en línea.

Durante el pico más alto de la pandemia, la demanda de cargas de productos de venta al por menor crecieron, pero luego cayeron bruscamente. Los analistas creen que después de la acumulación inicial de bienes, la demanda cayó.

Afortunadamente ha vuelto a subir desde junio y es probable que se mantenga así hasta el final de las festividades.

La energía está cayendo

Incluso antes del COVID-19, los envíos de carbón habían ido disminuyendo, pero es dudoso que haya mucho transporte de carbón en el mundo posterior al COVID.

Gran parte de esto se debe a la energía de la competencia, como la energía renovable. Antes del COVID, el gas natural del “fracking” tenía una gran demanda, al igual que el petróleo y el gas.

Sin embargo, la demanda de petróleo y gas ha caído asombrosamente un 30%. Ahora que la pandemia ha generado muchos trabajos en línea y ha destruido otros, hay muchos menos vehículos en la carretera.

Como muchos analistas lo han predicho, muchos de los trabajos que se mudaron para funcionar en línea probablemente se mantendrán así. Eso hace que el futuro de los envíos de petróleo y gas sea un comodín.

Fabricación inexistente

Una vez que la pandemia golpeó, el transporte de productos manufacturados se convirtió en algo poco frecuente. En el cierre inicial, sólo se transportaban productos esenciales a través del país.

El transporte de productos manufacturados ya estaba en su punto más bajo incluso antes de la pandemia. Durante los últimos 20 ó 30 años, la mayor parte de la fabricación se envió a China, Asia oriental y México.

La única manera de que haya un aumento de los productos manufacturados, es que los EE.UU traiga los trabajos de fabricación nuevamente, lo cual no parece probable.

La comida y medicina 

Los dos tipos de carga que han permanecido constantes y se han incrementado, son los alimentos y las medicinas. Estos dos tipos de transportes mantienen actualmente al país a flote.

Durante y después de la cuarentena, la demanda de alimentos y medicinas se disparó.

Los envíos médicos se han incrementado porque la crisis del COVID no ha disminuido desde principios de año. Oleada tras oleada del virus, los artículos de salud y las medicinas siguen fluyendo a través del país.

Una vez que se inicie la producción de vacunas, habrá una demanda aún mayor de transporte de productos médicos.

Futuro incierto

El futuro de la industria del transporte comercial por carretera sigue siendo incierto. Sin embargo, muchos de los problemas que tenía la industria se agravaron durante la pandemia.

El cambio en la demanda significa que sólo ciertos tipos de cargas valdrán la pena. Mirando hacia el futuro, parece que el camino para la recuperación de muchas empresas de transporte dependerá de sus clientes y de los tipos de mercancías que estos envían.

La carga que transporte determinará el éxito en un mundo con el COVID-19 was last modified: by