Preparar tu camión para los rigores del invierno es una de las mejores maneras de evitar averías cuando las carreteras se llenan de hielo y nieve, siendo así muy peligrosas. Actuar de forma preventiva y prepararse con antelación es el secreto que te evitará problemas futuros, y aquí ofrecemos algunos consejos para poder tener tu camión acondicionado para el invierno.

Inspecciona tu camión

Si tu vehículo necesita algún tipo de mantenimiento o reparación, hazlo antes de que comience el invierno, pues las condiciones climáticas adversas posiblemente agraven cualquier problema que tenga. Una inspección preinvernal también puede ser muy útil a la hora de localizar problemas que pudieran empeorar con las temperaturas bajas y el hielo, como unos niveles bajos de anticongelante. 

Cuida la batería

El invierno pone a prueba la batería del camión, pues no solo disminuye su eficiencia con las bajas temperaturas, sino que también posiblemente uses más a menudo las luces y la calefacción, lo que supone un esfuerzo extra para este elemento. Por supuesto, por si acaso, debes llevar siempre unos cables de arranque, ya que, en caso de fallo de la batería, podrás arrancar el vehículo con ellos.

Rellena el líquido anticongelante/refrigerante del motor

Una de las cosas básicas que tienes que hacer a la hora de preparar tu camión para el clima invernal es rellenar de líquido refrigerante y anticongelante el depósito correspondiente del motor. Aunque en verano a menudo se recomienda mezclar el anticongelante con agua, en invierno deberá incrementarse la cantidad de anticongelante de la mezcla. Si falta líquido anticongelante en el motor de tu camión, verás que se congela con más facilidad, lo que deriva en una enorme cantidad de problemas.

Vigila los neumáticos

El invierno nos trae, como es normal, hielo y nieve que se acumula en las carreteras, junto a la sal que se administra para reducir el deslizamiento. Asegúrate de que la presión y la profundidad de las marcas de los neumáticos son los óptimos. Cuanto mayor sea la profundidad de las marcas, mayor agarre en condiciones invernales. Si tienes la opción de comprar neumáticos especiales de invierno para tu camión, te recomendamos encarecidamente que lo hagas.

Lleva suministros de emergencia

Aunque hayas preparado tu camión a conciencia para hacer frente a las condiciones climatológicas del invierno, el desastre siempre puede alcanzarnos en el momento más inoportuno. La mala suerte podría dejarte en medio de la nada con el camión averiado. Lo mejor es estar preparado para estos casos y llevar suministros de emergencia, tanto para tu vehículo como para ti. Por ejemplo, recuerda llevar líquidos antihielo y espátulas para eliminar el hielo del parabrisas, así como gran cantidad de anticongelante. Para ti, deberías llevar una linterna, una pala, una manta cálida, comida/bebida, vestuario muy visible, un teléfono móvil bien cargado, y zapatos que sean aptos para caminar sobre una gruesa capa de nieve. 

En lo referente a la preparación de tu camión para las condiciones invernales, ¡lo mejor que se puede hacer es usar el sentido común antes de ponerse en marcha! Por ejemplo, planifica tu viaje para disponer de más tiempo, así podrás conducir con tranquilidad a menor velocidad si fuera necesario. Asegúrate de verificar con antelación cuáles son las rutas más seguras. Si una ruta es 30 minutos más larga que otra, pero te permite evitar calzadas heladas potencialmente peligrosas y traicioneras, entonces la ruta larga es la mejor opción por tu propia seguridad.

 

Preparando tu camión para carreteras con sal y clima de invierno was last modified: by